miércoles, 27 de febrero de 2013

LOS OCHO ESTADOS CON MAYOR ÍNDICE DE INSEGURIDAD EN MÉXICO.

    Ocho entidades tienen los índices más altos en homicidio, extorsión y secuestro, delitos de alto impacto que el nuevo gobierno busca reducir.

Ocho estados de México, donde habita el 20.7% de la población del país —alrededor de 23.2 millones de personas—, concentran los índices más altos de delitos de alto impacto, contra los cuales el nuevo gobierno federal planea centrar su estrategia de seguridad.

“Nuestros objetivos prioritarios son reducir la violencia y recuperar la paz y la tranquilidad de las familias mexicanas. En particular, disminuir los indicadores relacionados con homicidios, secuestros y extorsiones”, dijo el presidente Enrique Peña Nieto el 17 de diciembre, durante una reunión del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP).

Los estados que tienen las más altas tasas de esos delitos son Chihuahua, Durango, Nuevo León y Tamaulipas, en el norte mexicano; Guerrero, Michoacán y Nayarit, en el occidente, y Morelos, ubicado en el centro, según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) de enero a octubre de 2012.

De acuerdo con esos datos, Chihuahua y Morelos son los estados más violentos porque ocupan los primeros lugares en las tres categorías. Los otros seis estados aparecen en dos rubros.

Homicidios

El estado con la tasa más alta de homicidios es Guerrero, ubicado en el occidente del país. La entidad tiene un índice de 55.57 casos por cada 100,000 habitantes -de enero a octubre de 2012-, casi cuatro veces la media nacional (15.57 casos).

De visita en Guerrero el 19 de diciembre, Peña Nieto, militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo que su gobierno buscará colaborar con las autoridades locales, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), a fin de “cambiar el rostro” al estado, afectado por la actividad de grupos del crimen organizado que se disputan zonas para la venta de droga.

La segunda posición en esa categoría la ocupa Chihuahua con 52.37 casos, en tanto sinaloa, con 44.44 casos ocupa el tercer lugar, y Morelos tiene la tercera con 40.63.

Durante el anterior gobierno, que encabezó Felipe Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN), ambos estados registraron varios asesinatos que captaron la atención pública. En enero de 2010, un grupo armado irrumpió en una fiesta en Ciudad Juárez, Chihuahua, y mató a 17 jóvenes de la colonia Villas de Salvárcar. Más de un año después, en marzo de 2011, un hijo del poeta Javier Sicilia y otras seis personas fueron asesinadas en Morelos, lo que llevó al escritor a iniciar una serie de manifestaciones contra la violencia y la estrategia gubernamental anticrimen.

En el listado de estados con más homicidios también figuran Durango (30.62), Nuevo León (28.37), Tamaulipas (26.49) y Nayarit (20.09). En total, 12 de las 32 entidades federativas se encuentran por arriba de la media nacional

Secuestros

La primera posición en el rubro de secuestros es de Tamaulipas. El estado, fronterizo con Estados Unidos, tiene un índice de 3.55 casos por cada 100,000 habitantes, más del triple de la media nacional (0.93 casos).

Ubicado en el noreste mexicano, Tamaulipas ha sido escenario de secuestros y asesinatos masivos de migrantes que las autoridades del gobierno de Calderón (2006-2012) atribuyeron al grupo delictivo de Los Zetas. Tan solo en agosto de 2010, fuerzas de seguridad localizaron una fosa clandestina con los cadáveres de 72 personas, la mayoría centroamericanos que habían ingresado a territorio mexicano sin documentos para dirigirse a Estados Unidos.

 
Michoacán ocupa el segundo puesto en esa categoría con 2.57 casos, seguido de Durango en tercero con 2.45 casos y Morelos en cuarto con 2.25 casos.

Más abajo en la lista también aparecen Guerrero (1.83), Nayarit (1.66), Chihuahua (1.41) y Nuevo León (1.16).

Extorsiones

El listado de extorsiones lo encabeza un estado que no aparece en las otras dos categorías, Quintana Roo. El estado, localizado en el Caribe mexicano, tiene una tasa de 13.58 casos por cada 100,000 habitantes, lo que triplica la media nacional (4.53 casos).

A Quintana Roo le sigue Morelos, que sí registra una alta incidencia delictiva en los otros rubros.

El estado del centro del país, ubicado al sur de la Ciudad de México, tiene una tasa de extorsiones de 12.94 casos. Durante el gobierno de Calderón, las autoridades atribuyeron los niveles de violencia en Morelos a un aumento de la presencia de grupos delictivos como el cártel de los hermanos Beltrán Leyva. Uno de los líderes de la organización, Arturo Beltrán Leyva, El Barbas, murió en territorio morelense en diciembre de 2009 durante un operativo de la Marina.

La lista de estados con más extorsiones también incluye a Michoacán (6.83) y Chihuahua (6.81).

Peña Nieto, exgobernador del Estado de México, ha señalado que su plan de seguridad contempla dividir en cinco regiones los operativos anticrimen, destinar más recursos a la prevención de delitos y crear una Gendarmería Nacional, aunque hasta ahora no ha detallado cómo serán aplicadas esas medidas.

Añadido por Oliver Lima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada